UNA HISTORIA DEL GUERRERO HUMILDE

por Finder


       Hace mucho tiempo en los días de los antepasados había un guerrero llamado Corre En Bosque.

       Hace muchos veranos Corre En Bosque recibió su nombre de su pueblo. Desde antes que cualquier de su pueblo pudiera recordar, no habiá ninguna carrera de pie por el bosque que él no ganara.

       Corre En Bosque no era guerrero famoso y no tenía ningunas plumas de guerra pero todo el pueblo lo trataba como pariente.

       Corre En Bosque amaba a su pueblo y por todas las muchas estaciones de su vida usaba sus pies ligeros para cazar, proteger y traer felicidad a su pueblo.

       A su pueblo le gustaba mucho darse regalos uno al otro y Corre En Bosque recibió muchas cosas porque tenía mucho amigos.

       Un día el curandero del pueblo le alcanzó a, Corre En Bosque y le dijo - Corre En Bosque le oído a algunos guerreros jóvenes hablar sobre tí. Lo que dicen no es bueno. Dicen que no eres guerrero y que la sola razón que tienes tanto es porque todo el pueblo te regala cosas. -

       Corre En Bosque se preocupó mucho. Dijo - Conozco a estos guerreros jovenes. Son muy valiosos y trabajan muy duro. ¿Porqué han de decir tales cosas de mí? -

       Entonces el curandero replicó - Cuando estos guerreros eran jóvenes sus padres fueron muertos defendiendo nuestro pueblo y así los padres no estaban presentes para en señarles a sus hijos el sendero del honor. -
 
       El curandero preguntó con cuidado - Corre En Bosque estas cosas que tienes ¿Cuánto te importan?

       Corre En Bosque no temia que pensar mucho tiempo. Dijo - Nada me importa más que el amor que tengo para mi pueblo y todo lo que tengo me hace pensar del amor que tienen para mí.-

       El curandero se alegró al oír ésto. Al día siguiente fue al jefe cacique y le pidió que llamara una reunión del pueblo.

       El jefe sabía la mejor manera de reunir a su pueblo y inmediatamente anunció un Gran Baile.

       Al pueblo le gustaban mucho los Grandes Bailes, especialmente a los niños. Amaban el sonido de los tambores, los movimientos de los bailadores y las narraciones de los cuentos. La noticia del Gran Baile prójimo corrió rapidamente por el pueblo.

       Cuando el jefe había reunido al pueblo dijo  - Nuestro curandero tiene algo importante que decir. -

       El currandero contó que había oído a los guerreros jóven es platicando sobre Corre En Bosque y les dijo que vinieran adelante del pueblo.

       Los guerreros jóvenes tenian verg?enza. No creian que cualquier persona les hubiera oido platiecando en el los que.

       El curandero pidió que todo el pueblo se callara porque Corre En Bosque tenia algo que decir a los guerreros jóvenes.

       Mientras el curandero le dió el palo de hablar a Corre En Bosque, el pueblo se calló, hasta los niños se sentaron y se pusieron muy callados.

       Cuando yo era muy joven - Comenzó Corre En Bosque - nuestro pueblo sufrió muchas estaciones cuando el Gran Espíritu nos mandó muy poca lluvia. Por razón de esta seca, los lobos solían atacar nuestro pueblo. -

       Todo el pueblo estaba callado y había muchos que recordaban aquellos tiempos malos y inclinaron  la cabeza.

       Corre En Bosque siguió - Durante esos tiempos malos mi padre y yo protegiamos a un grupo de niños que traían agua cuando fuimos atacados por lobos. Mi padre fue muerto mientras que yo guiaba a los niños seguramente al pueblo. Ni un solo niño fue dañado durante la vuelta al pueblo y así el pueblo me dió el oficio de siempre proteger a los niños. Así cuando los otros guerreros salen a la batalla o a cazar, yo no me voy con ellos. Mi oficio es de quedarme en el pueblo para protegerlo del ataque mientras que nuestros guerreros no están.

       Cuando Corre En Bosque dejó de hablar, los guerreros jóvenes todos juntos, dieron un suspiro. Nadie les había dicho del oficio de Corre En Bosque en su pueblo. Todas los ancianos del pueblo, esperaban sin respirar porque sabían lo que había de pasar.

       Cuando Corre En Bosque volvió a hablar todos los ojos lo miraban. Dijo - Ustedes, los guerreros jóvenes creen que todo lo que tengo me importa - Inclinaron la cabeza de a cuerdo. Entonces les dijo - Puedo regalar todo lo que tengo y se lo doy a ustedes para compartirlo entre sí. Pero la única cosa que no puedo darles a ustedes es el amor que fue dado a mí con estos regalos. -

       De repente se levantaron todos. Un niñito ligero agarró el palo de hablar de la mano de Corre En Bosque. El pueblo empezó a callarse y dentro de poco, todos, incluso a los niños, estaban callados.

       Todos escucharon al niño mientras hablaba del regalo que le había dado a Corre En Bosque por haberlo ayudado. No quiso que Corre En Bosque se lo regalara a ningún otro.

       Uno tras otro mucha gente agarró el palo de hablar y contó sus rezones de darle regalos a Corre En Bosque.

       Cuando todos ya habían contado sus historias, el curandero le preguntó a Corre En Bosque - ¿Recibiste regalos de los padres de estros guerreros jóvenes? Y te acuerdas de los regalos que te dieron? -

       Por supuesto – dijo Corre En Bosque – Me crecí a ser hombre con todos sus padres y aunque ya están difuntos me acuerdo de ellos por medio de los regalos que me dieron. -

       El curandero se volvió a los guerreros jóvenes y les preguntó – Puesto que todo lo que tennía Corre En Bosque ahora los pertenece a ustedes. ¿Que van a hacer con sus regalos?

       Ahora los ojos de los ancianos se fijaban en los guerreros jóvenes mientras decidieron ir en el bosque para discutir que hacer. Ni una palabra fue hablada por el pueblo cuando se fueron los guerreros jóvenes. 

       Cuando regresaron del bosque, el mayor agarró el palo de hablar y comenzó.  - No queremos estas cosas que le pertenecian a Corre En Bosque. Pero queremos aprender de los cuentos que puede contarnos Corre En Bosque sobre nuestros padres y el sendero del honor. -

       Al oír ésto los aneianos dieron un suspiro de felicidad porque sabían que el curandero estaba dando una prueba a los guerreros jóvenes y que los guerreros eran juventudes de honor.

       Y así todos se pusieron de acuerdo que cada guerrero pudiera tener las cosas que le había pertenecido a su padre y que Corre En Bosque contaría las historias tras cada regalo. También los guerreros jóvenes le devolvieron a Corre En Bosque todos los otros regalos que había recibido del pueblo.

       Todos los guerreros jóvenes sabían que ya habían aprendido una gran leccion. Tabién sabian que aunque Corre En Bosque no llevaba muchas plumas era un gran guerrero por su pueblo un “guerrero humilde”.


Traducción del Inglés por Jodey Bateman


   volver  ~  to Moongate